martes, 18 de diciembre de 2012

CUIDADOS Y COMPLICACIONES DE LOS PIERCING


  • En el grupo de 16 a 24 años se estudió la presencia de complicaciones que estuvieron presentes en el 31% de los casos (tabla 2), la mayoría por inflamación local. Sin embargo, solo la mitad buscaron ayuda y quienes lo hicieron, acudieron al farmacéutico (5,1%) o al profesional del piercing (4,4%) mayoritariamente. Muy pocos consultaron al médico (3,6%).
Tabla 2. Porcentaje de pirsin en jóvenes de 16-24 años  que resultaron en complicación según tipo
Tipo % 
Total 31,0
Inflamación 15,4
Infección 9,7
Sangrado 8,6
Alergia 1,6
Desgarro o herida 1,3
Otros 2,5




Cuándo hay que retirar un piercing?

La presencia de alguna de les siguientes condiciones debería implicar la retirada inmediata del piercing:


Inflamación persistente a pesar de la toma de antibióticos.
Formación de abscesos.
Presencia de alergia.
Aparición de granulomas o reacciones a cuerpo extraño.
Dolor mantenido en la zona perforada.
Antes de intervenciones quirúrgicas.
Antes de la realización de deportes de contacto. 

Curas primarias y mantenimiento de un piercing

Hay que recomendar que se retire cualquier piercing y joya durante la realización de deportes de contacto para prevenir lesiones. Si el piercing es cómodo y no produce irritación por fricción, se puede dejar puesto durante la realización de deportes donde no hay contacto. Los piercings y las joyas que interfieran con protección bucal o equipamiento protector se deben retirar antes del ejercicio.
Es importante mantener una buena higiene de la zona, especialmente durante el período de curación.

El tiempo necesario para que una zona perforada quede totalmente cicatrizada depende de múltiples factores (la zona del cuerpo, las características del paciente, la higiene de la zona, los traumatismos, etc.) . De forma aproximada, la tabla muestra los tiempos de curación del piercing según su localización:

Tiempos de curación aproximados de las diferentes localizaciones de piercing.


Tabla 3. Tiempos de curación aproximados de las diferentes localizaciones de piercing .


Localización (nombre del piercing) Tiempo de curación
Clítoris 2-6 semanas
Corona del glande (dydoe) 6-8 semanas
Lóbulo y aurícula de la oreja 6-8 semanas
Cartílago auricular 3 meses
Ceja 6-8 semanas
Glande del pene (ampallang) 3-9 meses
Labios mayores 2-4 meses
Labios menores 2-6 semanas
Labios 6-8 semanas
Ombligo Hasta 9 meses
Pezón 2-4 meses
Escroto (hafada) 2-3 meses
Lengua 3-6 semanas
Meato uretral (Prince Albert) 2-4 semanas

Piercings orales

El tiempo de curación en la lengua es de 3-6 semanas y en el labio, de 6-8 semanas.
Durante la cicatrización y después de las comidas hay que hacer enjuagues con una solución antibacteriana.
No se debe masticar chicle ni fumar.
Si aparece edema o inflamación de la lengua, hay que aplicar hielo.
Evitar el alcohol y el picante.
Hablar lentamente y evitar el sexo oral.
Realizar revisiones dentales frecuentes ya que pueden aparecer lesiones dentales y en las encías.
Se debe recomendar que se retire cualquier piercing y joya durante la realización de deportes de contacto para prevenir lesiones. Si el piercing es cómodo y no produce irritación por fricción, se puede dejar puesto durante la realización de deportes donde no hay contacto. Los piercings y las joyas que interfieran con protección bucal o equipamiento protector se deben retirar antes del ejercicio.

Piercings corporales

El tiempo de cicatrización varía entre 6 y 8 semanas.
Durante la cicatrización hay que lavar con jabón neutro y mover el piercing, dos veces al día.
Evitar los baños de inmersión hasta la cicatrización del área perforada.
En el caso de piercing de ombligo, evitar la ropa ajustada hasta que haya cicatrizado.
Lavar la zona perforada después del ejercicio físico ya que el sudor puede irritar la perforación.

Piercings genitales

El tiempo de cicatrización es muy variable según la localización: muy corto en el caso del Prince Albert (2-4 semanas) y muy largo en piercings como el ampallang (3-9 meses).
Se recomienda no mantener relaciones sexuales hasta la curación y cicatrización de la zona.
Hay que lavarlos con jabón neutro tres veces al día durante 1-2 meses. Se aconseja no secarlos con la toalla de ducha y utilizar pañuelos desechables mientras dure la cicatrización.
Los espermicidas y lubricantes pueden causar irritación.
Pueden aumentar el riesgo de transmisión de enfermedades sexuales por lesiones a nivel de mucosas y/o por perforación del preservativo. Por lo tanto, hay que ser especialmente cuidadoso en este sentido.
El piercing supone un riesgo por sí mismo, ya que es una agresión para el organismo con la inserción de un cuerpo extraño. Un 31% de los piercings presentan algún tipo de complicación. A pesar de todo, la mayoría son leves. La complicación más frecuente es la inflamación local (15,4%), seguida de la infección (9,7%), el sangrado (8,6%), la alergia (1,6%) y el desgarro (1,3%).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dejanos un comentario